domingo, 22 de abril de 2012

Una historia real

Hoy quiero ponerme un poco más serio y transmitiros una historia que descubrí hace poco. Es la historia de Iqbal Masih. Un niño cristiano en un mundo musulmán que perdió la vida por tratar de crear un mundo más justo.


En el vídeo que adjunto más abajo, se explica que Iqbal es un niño pakistaní que fue vendido por sus padres a los cuatro años para pagar la boda de su hijo mayor. El precio de su venta fue de aproximadamente doce dólares.
Pusieron a trabajar a Iqbal (junto a otros muchos niños) en condiciones infrahumanas: no les permitían levantarse  y estirarse (trabajaban agachados), les daban el mínimo posible de comida y agua para evitar el crecimiento de los niños y así poder aprovechar más tiempo su trabajo, les infringían castigos corporales...

Escapó a los diez años de la esclavitud en la que se encontraba y quería, por todos los medios, ir a la escuela. Así que completó en dos años lo que habría tenido que hacer en seis. Iqbal tenía el sueño de liberar a todos los niños que estaban esclavos como él lo estuvo y que tuvieran la posibilidad de tener "infancia" a través del acceso a la educación.

Iqbal comenzó a reivindicar estas situaciones en Pakistán, y logró audiencias tanto en Inglaterra como en Estados Unidos de América. Proclamó todas las injusticias que se estaban dando en su país (y probablemente en muchos otros lugares del mundo) sobre explotación infantil, e intentó concienciar a la gente de que la situación no podía seguir así.

Imaginemos la escena: un niño de diez-once años viene a hablar a mi clase para contar que hay miles de niños que no solamente no tienen la oportunidad de ir al colegio, sino que están siendo víctimas de crueles tratos.

Iqbal, aún sabiendo el peligro que corría, volvió a su país para acabar lo que había empezado y estar cerca de todos los niños que estaban viviendo lo que él había sufrido. Le mataron de un disparo a la edad de doce años.

Desolador, injusto y tremendamente deprimente. No es comprensible que en el mundo sigan ocurriendo cosas de este estilo. Sin embargo, la obra de Iqbal no fue en vano, ya que desde entonces, se han creado ocho escuelas en diferentes países para estos niños que son maltratados como lo fue Iqbal.

El día de su muerte, 16 de abril, fue elegido para conmemorar el Día Mundial contra la explotación infantil.

En este vídeo se ilustra la historia del protagonista de mi entrada de hoy. Está en inglés y explica un poco lo que he comentado más arriba.









Existe la posibilidad de trabajar esta historia con los alumnos (aunque es dura) para concienciarles de las injusticias de este mundo. Hay un libro sobre Iqbal de la editorial SM que podría ser interesante para llevarlo al aula: La historia de Iqbal


Esta es una historia real. La historia de un niño maltratado que luchó contra la injusticia. Un niño de once años que se enfrentó a la sociedad para luchar por la libertad y la educación para todos.

1 comentario: