sábado, 4 de mayo de 2013

Querido verano:

Un par de días en los que asoma el sol y enseguida sacamos las camisetas de manga corta y las gafas de sol. Deseamos la llegada del verano. Tras un duro curso escolar, maestros y alumnos oteamos el horizonte en busca del merecido descanso que nos espera a partir del mes de julio.
 
Sin embargo, nuestra etapa de aprendizaje no abarca desde septiembre hasta junio, sino que es una actividad continua, nunca acaba. El ser humano tiene la capacidad de un Lifelong Learning, es decir, un aprendizaje permanente, para toda la vida. No deberíamos dejar que el ansia por descansar nublara nuestra mente y pulsáramos el boton de "off" de nuestro cerebro por dos meses para luego volver en septiembre sin recordar prácticamente ni cómo coger el bolígrafo.

Por tanto, en verano, además de descansar, es importante tener activo el sistema cerebral. Una posibilidad muy enriquecedora y poco costosa es la lectura. Aunque durante el curso escolar ha sido una actividad probablemente de tipo obligatorio, en vacaciones es muy recomendable diseñar un plan lector propio.
Una de las actividades que más se están promoviendo para estas fechas son los cursos de idiomas. Con el plan educativo del bilingüismo y la presión social que existe para la adquisición de idiomas (concretamente el inglés), es natural que tanto estudiantes como profesores aprovechen el periodo vacacional para incrementar sus conocimientos de inglés. Aunque existen cursos de verano de inglés en España, es una buena opción, para sumergirse totalmente en el idioma,  viajar al extranjero. De esta manera, la experiencia es doble, ya que se conoce otra cultura y estás obligado a comunicarte en otro idioma para cualquier necesidad que pueda surgir.

 Dado que el inglés es lengua nativa en varios países, es lógico que no sea fácil elegir destino. Desde la opción de "cruzar el charco" rumbo a las Américas (EE.UU. o Canadá), o un exótico viaje a las antípodas (Australia o Nueva Zelanda), hasta la siempre recurrente visita a las islas Británicas (Reino Unido o incluso Irlanda). Pero en los últimos años están surgiendo nuevas posibilidades para mejorar el inglés que mantienen la calidad pero a un coste más bajo. Este es el caso de la isla de Malta. Al ser un país pequeño, de habla inglesa, más barato que los destinos anteriores y en medio del Mediterráneo, está despuntado como lugar perfecto para veranear y mejorar el idioma. Allí, escuelas de idiomas han proliferado facilitando la interacción con otras personas a través de cursos de inglés para que la experiencia veraniega sea completa.

Enlaces de interés:

Maltalingua










EOI (Escuela Oficial de Idiomas)

Instituto CAMBRIDGE

Cursos inglés en British Council

No hay comentarios:

Publicar un comentario